809.544.7111 1.809.200.1283
Cuidado Prenatal

 Cuidado Prenatal

Embarazo saludable

Estar embarazada es una etapa especial en la vida de toda mujer. Por esto la importancia de tener un embarazo saludable a través del cuidado y conocimiento de los riesgos en el mismo. Si estás embarazada es recomendable que visites un médico lo antes posible para iniciar tu cuidado prenatal.
 
¿Qué es el Cuidado Prenatal?

Es la asistencia médica que debe tener en cuenta toda mujer embarazada para asegurar un buen desarrollo del niño y preservar su buena salud.

Mediante el cuidado prenatal, podemos vigilar la evolución del embarazo y preparar a la madre para el parto y la crianza de su hijo.
 
¿Por qué necesito Cuidado Prenatal?

Es importante porque te ayudará a mantenerte saludable. Los bebés de las madres que reciben cuidado prenatal tienen más posibilidades de nacer en mejor estado de salud, ya que se puede detectar cualquier riesgo que pueda surgir.
 
¿Para qué necesito Cuidado Prenatal?
 
  • Enseñarle a la mujer sobre su embarazo.
  • Controlar cualquier condición médica que la mujer pueda tener (como la presión alta, diabetes en el embarazo).
  • El médico podrá realizar pruebas para detectar si existen problemas con el bebé.
  • Poder recomendarte otros servicios como los grupos de apoyo, (programa para mujeres, bebés y niños) o clases para la preparación para parto.
Alimentación en el embarazo

Todo embarazo trae consigo muchos cambios en la madre, desde físicos, hormonales, hasta metabólicos. Para superar estos cambios, la madre, debe tener en cuenta que necesita seguir una alimentación adecuada, la cual debe satisfacer sus necesidades como los requerimientos del bebé en formación. Cuando estás embarazada, lo que ingieras es la fuente primordial de tu nutrición.

Una de las condiciones fundamentales para mantener una dieta balanceada, con adecuados suplementos de proteínas, minerales y vitaminas es ingiriendo alimentos proteínicos de alta calidad como las carnes, lácteos y huevos, estos, deben complementarse con los llamados alimentos energéticos como lo son los granos, el pan y sus derivados, siempre en una cantidad adecuada.

En aquellos casos en que la futura mamá tenga sobrepeso, deberá limitar el consumo de alimentos tales como dulces, azúcares y grasas. Es aquí, entonces, donde habrá que complementar la dieta con un buen consumo de proteínas, fundamentalmente como carnes, yogur, leche, queso y huevos que el médico te indicará.
 
Factores de riesgo

La identificación de los riesgos potenciales de un embarazo es una parte importante del cuidado previo al mismo.
  • La madre es menor de 18 ó mayor de 35 años de edad.
  • La madre se encuentra por debajo o por encima del peso normal.
  • La madre tiene anemia, un estado de mala nutrición y un escaso aumento de peso.
  • Haber dado a luz más de cuatro veces anteriormente o abortos anteriores.
  • Parto prematuro previo (parto antes de las 37 semanas de gestación).
  • Pérdida de un embarazo anterior muy reciente.
  • Antecedentes familiares de enfermedad genética o bebé anterior con un defecto congénito.
  • Consumo de sustancias (cigarrillos, alcohol, drogas).
  • Trastornos médicos preexistentes, entre ellos, diabetes, presión alta y cardiopatías.
  • Exposición a altas temperaturas y a las radiaciones.
¿En qué caso debo recurrir al médico para evitar riesgo?
 
Una mujer embarazada podrá acudir de inmediato a su médico para evitar una complicación si se presenta algunos de los siguientes eventos:
  • Sangrado vaginal.
  • Contracciones uterinas, antes de la fecha probable de parto.
  • Disminución de los movimientos fetales o su ausencia.
  • Pérdida de otros líquidos vía vaginal.
  • Inflamación de las piernas y resto del cuerpo.
  • Dolor de cabeza intenso y constante.
  • Fiebre.
  • Náuseas y vómitos intensos y repetidos.
  • Orina escasa o molestias al orinar.
  • Dolor en el estómago.
Recomendaciones durante el embarazo

1.   Debes estar informada de tu tiempo de embarazo y fecha probable de parto, con el fin de estar preparada para ese momento.
2.   Debes estar informada que sus movimientos fetales serán reconocidos por ti alrededor del quinto mes, y que su frecuencia e intensidad son un signo de salud fetal.
3.   Debes estar en capacidad de reconocer el inicio del trabajo de parto, con fines de evitar internamientos innecesarios.
4.  En caso de presentar fiebre, diarrea, vómitos, dolor abdominal, etc., debes acudir de inmediato al centro médico.

El cuidado prenatal está orientado a la prevención, diagnóstico oportuno y tratamiento de los factores de riesgo.
 
Instrucciones acerca del parto

Si ya está cerca la fecha del parto, acude a un establecimiento de salud, si es que presentas lo siguiente:
  • Presencia de secreción mucosa sanguinolenta en pequeña cantidad.
  • Si tienes contracciones (dolor).
  • Si crees que se ha roto la bolsa de líquido amniótico (líquido que recubre al feto mientras está en crecimiento).​
Tu cuidado prenatal es una forma de demostrarle amor a tu bebé.