809.544.7111 1.809.200.1283
Obesidad

 Obesidad

Es un exceso de grasa en el cuerpo que produce alteraciones en el estado de la salud. Es un factor de riesgo para enfermedades crónicas como: diabetes, hipertensión arterial, enfermedades cardíacas y algunas formas de cáncer.

 
El sobrepeso no es solo un problema de cosmética; tu corazón tiene que trabajar más duro, si tu peso aumenta. Al mismo tiempo, las personas de sobrepeso, como tienen más grasa en su cuerpo, regularmente tienen más grasa en su sangre, lo que conlleva a crear depósitos en los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo a la apoplejía y los ataques cardíacos.


¿Qué le puede ocurrir a una persona debido a la obesidad?
  • Presión arterial alta
  • Diabetes
  • Osteoartritis
  • Cáncer
  • Dificultad para respirar
  • Trastornos del sueño

¿Por qué las personas aumentan de peso?

Muchos creen que el sobrepeso es un trastorno glandular, pero esto es muy raro. La verdad es mucho más simple. Aumentas de peso cuando el consumo excede la salida de energía, cuando comes y bebes más de lo que tu cuerpo utiliza en tus actividades cotidianas.

Las personas frecuentemente asumen que sus problemas emocionales son a causa del sobrepeso. Algunas veces esto es cierto, pero lo más común es lo opuesto. El tener un sobrepeso o una delgadez excesiva, puede ser una manera de acorralar la rabia. Si come por ansiedad, inseguridad, soledad, depresión o tensión, deberás reducir las tensiones, así la pérdida de peso será más fácil.
 

¿Existe tratamiento para la obesidad?

 Sí, existen tratamientos, tales como:
  • Cambios en el estilo de vida.
  • Tratamiento farmacológico: indicado por un médico.
  • Tratamiento quirúrgico: técnica empleada para pacientes con obesidad mórbida, en la que han fracasado otros tratamientos
 
¿La obesidad se puede prevenir?

Sí, teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • Evita los alimentos ricos en grasas y azúcares.
  • Reduce la cantidad de alcohol que consumes.
  • Evita el estrés, la frustración y el aburrimiento.
  • Busca tratamiento médico en caso de sufrir depresión.
 
Pérdida de peso

La pérdida de peso excesivo es un proceso gradual. Tu meta debe ser perder aproximadamente 1-2 libras por semana, hasta que alcances el peso ideal acorde con tu tamaño, edad y constitución física. La manera más efectiva de perder peso es modificando tus hábitos alimenticios y de bebida, al igual que hacer alguna actividad física regularmente. Para perder peso, necesitarás ingerir menos energía (calorías) que las que puedas quemar. Una vez que hayas alcanzado tu peso ideal, deberías continuar haciendo actividades físicas y tener una dieta balanceada para mantenerlo.
 

Aprende a comer bien

No emplees salsas aceitosas y ricas en grasas para acompañar tus platos. Condimenta las comidas con hierbas (perejil, estragón, tomillo, laurel), especias aromáticas (canela, curry o azafrán) y prepara aliños con cebolla, ajo, limón y vinagre.

Evita las frituras, y recuerda que las carnes y los pescados deben guisarse con hierbas aromáticas y poco aceite.

Evita especialmente los bombones, nueces, pasteles, salsa, mayonesa.
Consume poca sal y elimina los alimentos muy salados (quesos, carnes y pescados ahumados). La sal favorece la retención de líquidos.

Bebe un vaso de zumo de algún cítrico (naranja, limón o toronja) antes de comer, ya que desintoxica el intestino y reduce el apetito.
 
  • Consume muchas frutas y verduras crudas o cocidas.
  • Bebe al menos 1.5 litros de agua al día; media hora antes de las comidas, y dos horas después. Un vaso de agua antes de acostarte te ayudará a diluir los ácidos úricos, y otro por la mañana a combatir el estreñimiento.
  • Tómate tu tiempo para comer y mastica muy bien los alimentos.
  • Cuando termines de comer no te quedes en la mesa. Levántate y da un buen paseo. Caminar activa tu metabolismo.

Haz ejercicios
 
  • El ejercicio físico es el complemento ideal de una buena dieta, ya que ayuda a perder calorías, fortalece la musculatura, controla el apetito y la ansiedad.
  • Si no estás acostumbrado(a) a practicar deportes, empieza con ejercicios sencillos.

Cuando hayas triunfado

Una vez tu peso sea el correcto, hayas hecho los cambios en tu estilo de vida y tengas nuevas opciones de comida para mantener un peso sano, te verás más delgado y te sentirás mejor. El riesgo para enfermedades crónicas se reducirá junto con el peso de la balanza. Tu confianza y energía adicionales contribuirán a que desees vivir a plenitud.

Evita las frituras, y recuerda que las carnes y los pescados deben guisarse con hierbas aromáticas y poco aceite.
 
Someterse a una dieta no significa pasar hambre o dejar de comer, ¡es disminuir lo que no es necesario o que te afecta!